A San José
Acudimos cada día a San José y le pedimos que al igual que acompañó los primeros pasos del Niño Jesús así acompañe también nuestros inicios en la vida religiosa.
Oraciones a San José
Enséñanos, San José...
San José, gran cumplidor de tus obligaciones,
no conociste otro amor que el del Verbo...
Oración en Word · Oración en PDF
¡Bendito San José!
Bendito San José, estamos aquí para agradecerte,
bendecirte y alabarte...
Oración en Word · Oración en PDF
San José Custodio de los dos Corazones...
San José, padre virginal de Jesús – Rogad por nosotros
San José, esposo virginal de María – Rogad por nosotros
Oración en Word · Oración en PDF
¡Oh, San José, poderoso con el Corazón de Jesús!
San José Bendito, adelantad con vuestras súplicas
el triunfo de la Iglesia, ¡Oh, San José, poderoso con...
Oración en Word · Oración en PDF
Letanías de San José
Señor, ten piedad de nosotros
Cristo, ten piedad de nosotros...
Oración en Word · Oración en PDF
Invocación a San José
“San José, guardián de Jesús y casto esposo de María,
tú empleaste toda tu vida en el perfecto cumplimiento...
Oración en Word · Oración en PDF
San José, humilde y fiel siervo de Dios
San José, humilde siervo del Señor, fiel administrador
de Dios, tan obediente y disponible...
Oración en Word · Oración en PDF
San José, muéstranos la verdadera y plena felicidad
San José carpintero, cumplidor de tus obligaciones.
No conociste otro amor que el del Verbo...
Oración en Word · Oración en PDF
Afiánzanos en tu fe
San José, criado fiel y solícito, humilde siervo,
a quien Dios eligió para ponerte al frente de la su familia...
Oración en Word · Oración en PDF
San José, intercede por nosotros
Gloriosos San José, fiel guardián de Jesucristo,
a ti dirigimos nuestras plegarias para implorar...
Oración en Word · Oración en PDF
 
Seguiremos colocando más oraciones...
Al lado de San José para que nos enseñe la ciencia del silencio, del abandono, del cumplimiento de la voluntad de Dios...
«La perfección no consiste en rezar mucho,
sino en complir bien las obligaciones
de nuestro estado.»
Beata Madre Carmen