Sí, te presentamos ¡ALGO DIFERENTE! Bueno, eso es lo que muchos piensan de nosotras, de todos los que decidimos entregarle nuestra vida al Señor. Muchas veces hemos escuchado a personas cercanas y –otras no tan cercanas–, decir, cuando se han enterado de nuestra decisión, que estamos locas, que esto ya no se lleva, que es una pena «desperdiciar» nuestra vida de esta manera, que a Dios se le puede servir de muchas formas,… Pero no, no somos ni personas raras, ni un grupo de locas, ni pasadas de moda…
Somos sólo unas jóvenes, que seducidas por el amor de Jesús, desean entregarse en cuerpo y alma al servicio de Dios y de su Reino; y todas, junto a nuestra madre maestra, formamos «la gran familia» del Noviciado de las Hermanas Franciscanas de los Sagrados Corazones de Jesús y de María.
En ésta, nuestra casa de formación, buscamos ante todo conocer al Dios que nos llamó a darle cuanto somos y cuanto tenemos; buscamos llenarnos de su Espíritu de amor y sabiduría, fortaleza y confianza, paciencia y humildad… Queremos darnos a Aquél que se nos dio y se nos da por entero, viviendo el carisma de esta Congregación que el Señor le infundió a Madre Carmen, y que ustedes tanto conocen; amarle sobre todas las cosas con un amor único y exclusivo, para llegar a ser franciscanas perfectas, tal como lo quería nuestra beata Madre Carmen.
Para dar, hay que llenarse, y este es el fin de nuestro noviciado, llenar nuestros corazones del amor misericordioso de Jesús, para luego poder ir a «esos mundos y darle a conocer». Después de todo podríamos resumir nuestra experiencia de vida en una sola frase:preciosísimo es sin duda el tiempo del noviciado
Esperamos que esta página no sea sólo para saciar curiosidades, sino para mostrar a todos que aún hay personas que deciden seguir al Señor sin dejar de ser normales; y también queremos hacer ver que hay otra opción de vida, que sin duda, llena el corazón del hombre y da la verdadera felicidad.
 



¡Anímate a vivir esta preciosa aventura con Él!

Ahora de forma breve nos presentaremos...

Yo soy la hermana Patricia,
novicia.
Soy de Antequera, Málaga.
Mi frase:
«Haced lo que Él os diga».
.
Yo soy la hermana Perla,
novicia.
Vengo de La Vega, República Dominicana.
Mi frase:
«Toda tuya soy, María».
.
Yo soy la hermana Gerild,
novicia.
Vengo de La Vega, República Dominicana.
Mi frase:
«Me hiciste, Señor, para ti...».
.
 
 
 
.
Ahora, entre todas, vamos a presentar a la persona que nos acompaña en nuestro caminar hacia un mejor conocimiento de Jesús y de cada una en particular: nuestra madre maestra, que como estas palabras indican: Es madre, porque quiere lo mejor para nosotras, nos cuida, nos da consejos… Es maestra, porque nos enseña más de esta vida y nos ayuda a vivirla.
Me llamo Concepción Moreno Castañeda
Soy de Mollina, Málaga.
Dos frases que me llenan:
«Madre mía que estás en los cielos»
y «Tú eres Señor mi Pastor,
nada me falta».
.